Notas de Prensa

El Ministerio de Sanidad creará un Sistema de Vigilancia del Cáncer dentro de la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública

  • La ministra de Sanidad, Mónica García, ha clausurado la Cumbre Española contra el Cáncer, organizada por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer.
  • El nuevo Sistema estará incorporado en la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública, que espera aprobarse durante 2024
  • A nivel europeo, se está trabajando en la aprobación del primer Código de Conducta de la Unión Europea para que los supervivientes puedan vivir sin estigma ni discriminación debido a su historial médico.
  • Además, García ha enfatizado el compromiso para reconocer la especialidad de Genética que, junto a la puesta en marcha y ampliación del catálogo común de pruebas genéticas, permitirá mejorar el abordaje del cáncer.

Madrid, 5 de febrero de 2024.-  La ministra de Sanidad, Mónica García, ha anunciado la creación del Sistema de Vigilancia del Cáncer, que permitirá armonizar la información de la que se dispone a día de hoy, coordinar la vigilancia del cáncer a nivel de todas las comunidades autónomas y, de esta forma, disponer de una información de calidad sobre el cáncer para mejorar la investigación y la evaluación de los programas de control y prevención.

“Todas y cada una de las acciones del Gobierno de España en la lucha contra el cáncer tienen a los pacientes en el centro y por tanto su participación y colaboración son esenciales”, ha dicho. Y, por eso, la hoja de ruta del Ministerio de Sanidad pasa por “prevenir, cribar, tratar y cuidar todo lo posible y desde todas partes”.

Así lo ha comentado tras la celebración, ayer, del Día Mundial contra el Cáncer, y durante la clausura de la Cumbre Española contra el Cáncer, organizada por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, donde ha recordado que “el cáncer representa un desafío que convoca a la participación activa de toda la sociedad, incluyendo gobiernos, autoridades sanitarias, profesionales, expertos y pacientes”.

Según ha dicho, este año se espera poder aprobar el Real Decreto que creará y regulará la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública, que incorporará un Sistema de Vigilancia del Cáncer.

El Gobierno de España, ha comentado Mónica García, se compromete a ensanchar y fortalecer el Sistema Nacional de Salud para garantizar que “todos los ciudadanos tengan acceso equitativo a pruebas de cribado, a tratamientos asequibles, a atención psicológica y a una red de atención integral, asegurando que pacientes y largos supervivientes reciban el cuidado oncológico que necesitan”

Asimismo, ha recalcado, para el Ministerio de Sanidad es un compromiso firme priorizar el reconocimiento de la especialidad de Genética dentro de la Formación Sanitaria Especializada. “La creación de esta especialidad, junto a la puesta en marcha y ampliación del catálogo común de pruebas genéticas, nos permitirán mejorar el abordaje del cáncer”, ha indicado la ministra.

En el plano europeo, después de haber aprobado el derecho al olvido oncológico, se está trabajando en la aprobación del primer Código de Conducta de la Unión Europea para que los supervivientes puedan vivir sin estigma ni discriminación debido a su historial médico.

Desafíos

La ministra ha recordado la amplitud de los desafíos presentes y el extenso camino que queda por recorrer. “La colaboración comunitaria, el potencial transformador de las pruebas genéticas y la búsqueda de equidad en el acceso a tratamientos han sido algunos de los temas centrales de la conversación y que subraya nuestro objetivo primordial: salvar vidas y mejorar la calidad de vida de pacientes, familiares y largos supervivientes”, ha dicho.

En España, se estima que la incidencia de cáncer para el 2040 alcance los 341.000 casos y entre un 30 y un 50% de esos casos son evitables. “Por eso, la prioridad del Ministerio de Sanidad y del Gobierno de España es abordar la enfermedad desde la prevención de los factores de riesgo, la reducción de las desigualdades sociales y el aumento de la participación en los cribados”, ha indicado.

Y en este camino es esencial acabar con la influencia del código genético pero también del código postal: “Sabemos que el cáncer se ensaña con aquellas personas de menor renta o nivel educativo, que además de tener una participación menor en comparación en programas de detección precoz, tienen una exposición mayor a factores de riesgo como la alimentación no saludable, la contaminación o el consumo de alcohol y tabaco”, ha explicado.

Por eso, Mónica García considera que “tenemos el deber de abordar de manera multidisciplinar la lucha contra el cáncer y eso implica, necesariamente, tener en cuenta el impacto de la desigualdad, para que aquellas personas que más sufren esta enfermedad no se queden atrás”

Gracias a la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud, consensuada con todas las comunidades autónomas, así como el Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, se están llevando a cabo acciones para mejorar este abordaje integral de prevención primaria, cribado, diagnóstico, tratamiento y calidad de vida.

Tabaquismo

Paralelamente, ha indicado la ministra de Sanidad, es necesario asumir el reto de dar un paso adelante en la lucha contra el tabaquismo. “Sabemos que el tabaco es el factor de riesgo de cáncer prevenible más importante y que tiene un especial impacto en aquellas personas con menor nivel socioeconómico”, ha recalcado.

Por eso, el Gobierno de España se compromete a ser pionero en la batalla contra el tabaquismo, ganando más espacios sin humo para proteger a los no fumadores del llamado "humo de segunda mano" y garantizar más años de vida, y años con un mejor estado de salud.

Y se quiere abordar con prioridad las nuevas modalidades de fumar, que se están convirtiendo en la puerta de entrada hacia la adicción al tabaco tradicional, especialmente entre los más jóvenes. “Estas prácticas emergentes requieren de nuestra atención inmediata para prevenir futuras generaciones de adictos al tabaco”, ha dicho.