Notas de Prensa

Mónica García: "Voy a llevar a cabo mi mandato en los próximos años desde la ética"

  • La ministra ha inaugurado hoy la 32 reunión de los Consejos Nacionales de Ética.
  • Mónica García ha destacado que es "inadmisible que en otras épocas se hayan tomado medidas como el copago o los recortes a la universalidad y al propio sistema sanitario"

Madrid, 27 de noviembre de 2023.-  La ministra de Sanidad, Mónica García, ha inaugurado este lunes la 32 reunión de los Consejos Nacionales de Ética en la sala Ernest Lluch del Ministerio de Sanidad, en su primer acto público como titular de la cartera. En este evento, la ministra ha puesto precisamente en el centro la ética como principio rector del mandato que arranca, “ya que puede dotarnos de herramientas de pensamiento y deliberación para afrontar los retos presentes y futuro”.

En este sentido, ha recordado que “el dolor y sufrimiento derivados de no reconocer la dignidad en todos los seres humanos ha de ser una de las cosas que nos muevan para mejorar nuestras sociedades y, más concretamente, la salud de nuestra gente”.

Se ha referido a una de las participantes en estas jornadas, Adela Cortina, recordando que “las medidas legales son necesarias, pero sin personas convencidas de que cualquier ser humano es digno de todo respeto, sin gentes conscientes de que ellas mismas tampoco se merecen la indignidad de mentir y calumniar, seguiremos teniendo un mundo muy caro en dolor y en sufrimiento". Por eso, ha abogado por reconocer la dignidad en todos los seres humanos “para mejorar nuestras sociedades y, más concretamente, la salud de nuestra gente”.

García ha destacado que dicha ética debe “ayudar a los gobernantes a tener altura de miras para llegar a acuerdos que partan del reconocimiento del resto de actores como interlocutores válidos y que pongan el bienestar de nuestras sociedades por encima de las batallas cortoplacistas de los partidos”.

“No podemos afrontar retos como el del crecimiento de los problemas de salud mental cavando trincheras, sino tendiendo puentes, construyendo herramientas de deliberación para tomar medidas que mejoren las vidas de la gente, que las doten de unas condiciones de vida que las mejoren y que les resten dolor y sufrimiento”, ha enfatizado.

“En este país ha habido épocas en las que se han llevado a cabo políticas a sabiendas de que habría gente que las sufriría en sus propias carnes. Se ha amputado la universalidad del sistema sanitario, se han implantado copagos de medicamentos en población pensionista, se han deteriorado los servicios sanitarios incrementando las listas de espera”, ha recordado, y “todo ello a sabiendas de que supondría infligir un daño en la salud de muchas personas”.

Y, en tercer lugar, ha afirmado que “si algo caracteriza a la ética en el ámbito de la salud, y debe también caracterizar a la política en este mismo ámbito, es la necesidad de guiarse por un fuerte principio de justicia”. Por eso, ha recordado que los sistemas sanitarios, especialmente los sistemas sanitarios públicos, han de ser garantes de la igualdad de oportunidades y de la capacidad de los individuos de poder tener varias oportunidades si las necesitan.

En este sentido, ha incidido que es labor de los gobernantes, de los profesionales sanitarios y de los expertos en ética clínica identificar las situaciones de enfermedad y muerte, y no huir de esa realidad. “Es una enorme responsabilidad, a la par que una gran oportunidad para dejar en el mundo una huella imborrable”, ha indicado.