Vacunas y Programa de Vacunación

Virus de papiloma humano

El virus de papiloma humano (VPH) es un virus que infecta las mucosas y la piel. Existen más de 150 tipos distintos que se clasifican en "alto riesgo" o "bajo riesgo" según su capacidad para favorecer el desarrollo de cáncer.

Las infecciones por VPH no suelen presentar síntomas y, generalmente, se resuelven de forma espontánea. La infección puede ocasionar verrugas tanto en piel como en mucosas (sobre todo en región genital). Ocasionalmente se desarrollan verrugas en la vía respiratoria, boca y garganta.

Los virus que son de alto riesgo pueden producir tumores malignos en el cuello del útero, vagina y vulva en la mujer, de pene en el varón y de ano en ambos sexos.

El VPH de las verrugas comunes se transmiten por contacto directo. El de las verrugas genitales se transmite por contacto sexual, principalmente por sexo vaginal o anal.

Ocasionalmente, una mujer embarazada puede transmitir la infección a su hijo o hija durante el parto, siendo posible la aparición de infección respiratoria persistente (papilomatosis orofaríngea).

No se conoce con exactitud, pero seguramente al menos hasta que desaparezcan las lesiones.

Alrededor de 2 a 3 meses.

La vacunación es la medida más efectiva para prevenir la enfermedad. Más información.

La frecuencia de la infección por VPH en mujeres en España es del 14,3%, siendo del 29% en las mujeres jóvenes de 18-25 años.

Desde 2007 se recomienda la vacunación en mujeres adolescentes y, desde 2018, también para población con condiciones de riesgo de ambos sexos.

Coberturas de vacunación en España Archivo pdf.  Se abrirá en una ventana nueva

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador