Y ¿SI DEJO DE FUMAR?

¿dejo de fumar?

«Yo no fumo mucho»

Es cierto que el daño que produce el tabaco está relacionado con la dosis, es decir, a más cigarrillos fumados más riesgo de padecer las enfermedades relacionadas con su consumo. Pero la diferencia fundamental está entre fumar y no fumar. Es decir, lo mejor es no fumar nada. Existen estudios que demuestran que fumar 4 cigarrillos al día aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Debes saber que en el tabaco no existe umbral de seguridad: cualquier dosis de tabaco, por pequeña que sea, te hace daño. Si piensas que fumas poco, quizás no sea demasiado complicado para ti dejarlo.

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador