A MI EL TABACO NO ME HACE DAÑO

 

no me hace daño

Publicidad

Los fumadores fuman por adicción a la nicotina y son consumidores muy fieles (no cambian de marca habitualmente), por ello la publicidad tiene escasa influencia en fumadores adultos. La publicidad del tabaco va destinada a los adolescentes y a los jóvenes con el fin de conseguir nuevos fumadores. Es fácil comprobarlo al observar cualquier anuncio de cigarrillos: jóvenes guapos con aspecto deseable haciendo cosas de jóvenes, como deportes de aventura, fiestas, etc. La Organización Mundial de la Salud consideró hace unos años que el tabaquismo es una epidemia que se extiende por la publicidad. ¡No te dejes engañar!

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador