Cargando

SI TE PONE, CÓGELO Y NEGÓCIALO

¡Yo esto ya me lo sé!

Efectivamente, las y los jóvenes de hoy en día tenéis mucha información de dónde conseguir un preservativo y cómo usarlo. Es cierto que hay muchos mitos en torno a esto, no te quedes con las dudas y pregunta!

Tenéis la información, ahora toca aprender a negociar con vuestras parejas el tipo de relaciones que os apetece tener y el método que queréis usar. Eso si, recuerda que sólo el preservativo femenino y masculino os protege tanto de embarazos no deseados como de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

¡Seguro que a mí no me pasa!

¡Pues sí, te puede pasar a ti también! Parejas jóvenes se han convertido en padres y madres adolescentes sin quererlo, y también algunas chicas han tenido que pasar por una interrupción voluntaria del embarazo ¿quieres eso para ti?

¡Diviértete en tus relaciones sexuales a través de practicas consensuadas y seguras! Déjate llevar por tus deseos y disfruta de tus sensaciones, eso si:

¡SI HAY PENETRACIÓN, SIEMPRE CON PROTECCIÓN!

Una retirada a tiempo…

Estos son algunos ejemplos de métodos que NO debes utilizar para evitar un embarazo:

Espermicidas:
son sustancias que destruyen los espermatozoides en la vagina, pueden presentarse como óvulos vaginales, cremas o esponjas vaginales.
Coito interrumpido:
se le conoce popularmente como el método de la marcha atrás y consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación.
Lavados vaginales:
son lavados después del coito.
Abstinencia periódica:
consiste en no mantener relaciones sexuales con penetración en los días considerados fértiles.

Estar pendiente no es suficiente, te corta el rollo y además no es efectivo para evitar un embarazo no deseado o una infección de transmisión sexual. Es necesario utilizar métodos seguros. Recuerda que los preservativos masculinos y femeninos son el único método que previene tanto de los embarazos no deseados como de las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

Algunas veces no tenemos preservativos a mano, pero otras, los tenemos y no los sacamos ¿por qué? Los ideales románticos de fidelidad y el “amor para siempre” nos parecen suficientes para protegernos y pensamos que no es necesario utilizarlos si tenemos una práctica con penetración.

No te confíes, siempre existe al menos la posibilidad de un embarazo.

Poder comunicarse y negociar el tipo de prácticas que se quieren tener en cada momento y los métodos de prevención que se quieren utilizar, implica para ti un crecimiento personal, tener más autonomía, reforzar tu autoestima y poner tus deseos en primer lugar. Cuídate y deja que te cuiden!

¡Si no tienes condones, experimenta! Hay multitud de prácticas sexuales placenteras y divertidas que no implican penetración como por ejemplo besos, caricias, petting, masturbación, susurros, masajes… ¡Explorarlas!

Sin problemas, utilizamos la píldora del día después ¡y ya está!

La píldora del día después NO ES ABORTIVA; en la mayoría de los casos evita el embarazo, pero nunca lo interrumpe. Tampoco te protege contra las infecciones de transmisión sexual. Es un anticonceptivo de URGENCIA que no debe utilizarse como método anticonceptivo habitual.

Si mantienes relaciones sexuales con penetración recuerda que el preservativo masculino y femenino es el único que evita al mismo tiempo los embarazos no deseados y las ITS.

COMPARTIR!
  • FACEBOOK
  • TUENTI
VOLVER ATRÁS